El análogo significado de matutino y yo

No sé si la emoción de haberle ganado a Argentina en una fecha oficial de FIFA por primera vez en la historia de nuestro futbol, tuvo algún tipo de influencia en el nacimiento de El Matutino. El porqué hago esta asociación fútbol-blog guarda una extraña relación con esa inquietud que poseía hace poco más de un mes debatiendo con mi intelecto, que está muy en entredicho, sobre este proyecto.

Lo cierto es que justamente, luego de la victoria de la Vinotinto, me senté en la compu a revisar qué decían los diarios de todo el mundo sobre este inusual resultado. Fue así cuando minutos más tarde, de forma inesperada, para mi cuenta bancaria y para mí mismo, estaba comprando el dominio para este blog.

Ahora, una vez expuesto a la desnudes de la web, debo explicar sobre qué trata El Matutino. Él nació y seguirá creciendo con la intención de exponer lo que pasa ante mis ojos cada día. Creo que la saturación de información que recibimos nos convierte, de uno u otro modo, en transmisores inconscientes. ¿Por qué Matutino? Bueno hay cosas que inusualmente pasan en la mañana y con varias de ellas hay que sincerarse sí verdaderamente nos gusta hacerlas durante estas horas. Por ejemplo: quién no ha querido más de una vez quedarse en la cama y mandar a la porra trabajo, playa, negocios o cualquier actividad que implique levantarse temprano.

Siempre he creído que este país y sus ciudades son netamente matutinas de hecho, y esto no viene al caso, ya no contamos con un diario vespertino circulando en nuestras calles. Aquí todo el mundo se levanta temprano para evitar el tráfico, ser el primero en el banco para entregar Cadivi, conseguir viajar sentado en el Metro, o dormir un poco más caleta en la oficina mientras llegan los jefes y, si no fuera por el racionamiento eléctrico, los centros comerciales estarían repletos desde las 8 de la mañana. Así como ellos yo me levanto temprano, o por lo menos eso trato ajustando el despertador cada noche, para hurgar en la web y compartir eso que mueve mi vida: el arte, la música, el sueño, el diseño.

Tomando en cuenta esta exposición de motivos, es totalmente valido que me base en circunstancias parecidas a las narradas anteriormente para darle a este blog ese nombre; pero lo cierto es que haciendo una analogía de mi nombre resolví que soy Ángel Matute y suelo ser El Matutino.

Leave a comment

Subscribe Scroll to Top